domingo, 24 de febrero de 2008

Nobody Loves Me


Portishead - Roseland NYC Live (1998)

A pesar de contar con tan solo dos discos en su carrera, Portishead lanza un disco en vivo en el afamado Roseland de NYC.

Este trío oriundo de Bristol, cuna del trip-hop en las voces envenenadas de Tricky y Massive Attack, se destaca gracias a la voz de Beth Gibbons.

El trip-hop es una extraña mezcla de reggae con ritmos y loops electrónicos, que generan una atmosfera de oscura opresión. Los más claros y conocidos referentes son los anteriormente mencionados, quienes tenián como regla colaborar entre ellos en cada oportunidad que les fuese posible.

Portishead se formo de la densa y retorcida mente de un pequeño grupo de alquimistas sónicos, y su registro en vivo es la muestra de como su medicina se aplicó en la enferma isla de Manhatan.

sábado, 23 de febrero de 2008

Keats and Yeats are on your side



The Smiths - The Queen is Dead (1986)

La penúltima placa de la banda se convirtió quizás en su la más emblemática de su carrera. Lanzado en 1986, luego de cuatro años de carrera, el grupo liderado por Morrissey&Marr estrenaba su tercer LP.

The Queen is Dead es uno de esos discos que genera opiniones encontradas. Para los puristas de la banda es quizas el más raro y alejado del estilo melódico tradicional de las primeras placas. Hay quienes encontraron en este disco una vía de escape a la conducción férrea del Tatcherismo reinante en la Inglaterra de los 80´, más en Manchester, de donde es oriunda la banda.

The Queen is Dead es la herida abierta en la sociedad inglesa. Morrissey deja atrás el existencialismo adolescente para arremeter con su lírica mordaz contra la misma. 

En este disco no piden que se cuelgue al DJ, este disco declara Muerta a la Reina.

Humeante como un baño romano, sudoroso como un gimnasio de box, exclusivo como un club de hombres de Picadilly Circus, The Queen is Dead deja de lado los ritmos bailables para golpearnos directamente en la cara.

Es un desafío, al que gustosamente me entrego cada vez que lo escucho 

viernes, 22 de febrero de 2008

I feel too young to hold on


Jeff Buckley - Grace (1994)

Trágica fue la historia escrita en las estrellas de la constelación Buckley.

El único hijo de Tim Buckley (fallecido en 1975), comenzó su carrera como solista en el funeral de su padre. En ese instante Jeff interpreto un tema de la autoría de su progenitor, dejando a quienes fueron testigos del instante completamente mudos.

Este es el único álbum de estudio, y es suficiente para dejar una cicatriz en la historia de los cantautores americanos. Grace de Jeff Buckley es a lo que todo artista aspira, un disco contundente, hermoso, extraño y embriagador.
La voz de Buckley sobrevuela las melodías casi como el llamado del señor a los sacerdotes. Es potente y emocionante a la vez...

Muchos cantantes confesaron el impacto de este artista en sus obras.

Esta placa incluye el mejor cover de la historia "Hallelujah" de Leonard Cohen en la voz y guitarra de Jeff.

Su llama se extinguió en 1997 en un extraño accidente.

Yo prefiero pensar que regreso al cielo, de donde se había escapado para esparcir su luz

jueves, 21 de febrero de 2008

Feed animals in the zoo



Lou Reed - Transformer (1972)


La obra de Lou Reed habla por si misma. Es inútil tratar de encontrar las palabras para tamaño artista.


Hablemos de Transformer.
Es su segundo disco solista, luego de abandonar la Velvet en 1970. El primer intento de su carrera es considerado como un fracaso discográfico. Después de eso, Lou Reed se asocia con David Bowie, quien produce Transformer.


Pocos discos en la historia son tan logrados como este. Lou Reed fue la personificación del rock de los años 70. Un artista que transgredía todas las convenciones, musical y líricamente. Un amante de la música popular, un eléctrico distorsionado, un animal del rock&roll. 

Transformer es Lou Reed en canciones. Un saludo a los freak de la Factory de Warhol, una oda a la heroína (con quien estuvo casado mucho tiempo), una voy que genera llagas y ampollas en los pies andando las calles de una Nueva York destruida por la corrupción. Un caldo de cultivo de artistas únicos.


Lou Reed es el pegamento en toda banda nacida de las cenizas rockeras de los 70

Fuck me and marry me young


The Sisters of Mercy - Floodland (1987)

Después de darse a conocer a través de su primer disco, First&Last&Allways, Andrew Eldritch despidió a todos sus compañeros de formación (entre ellos los futuros The Mission), se asocio con una completa desconocida llamada Patricia Morrison y crearon el álbum póstumo de la banda.

Solo dos personas fueron necesarias para colocar al grupo dentro de las listas europeas. Temas como Dominion, This Corrosion y Lucretia my reflection, les dieron el reconocimiento que tanto buscaba Eldritch. Las líneas de bajos simples y contundentes de Morrison, junto con su imagen oscura, los convirtió en el primer grupo denominado gótico.

Lejos estaban ellos de esa escena.

Eldritch, quien en sus propias palabras confeso formar un grupo solo para poder escucharse en la radio, era la personificación del mal. Un cantante hermético, con una voz grave que provenía de los más profundos infiernos. Un déspota al mando de un grupo que termino siendo su carrera solista.

Let the century die, in violent hands


Suede - Dog Man Star (1994)

El principio del fin

Casi terminando las sesiones del sucesor de exitoso primer disco homónimo, Suede comienza a desmembrarse.

La dupla creativa mas original desde Morrissey & Marr, constituida por Brett Andreson y Bernard Butler, daba por finalizado su camino. Diferencias irreconciliables, celos, caminos musicales diferentes generaron en el seno de la banda el divorcio que desmorono a la familia.

Dog Man Star es el resultado de ese divorcio. Un álbum épico, cargado de dramaturgia victoriana, donde la guitarra y el mando de Butler forjaron un disco fundamental de la década de los 90.

Ya en el EP Stay Together, Suede mostraba la dirección a seguir de su segundo álbum. Temas interminables, con impecables orquestaciones y arreglos. Cuerdas, violines, voces cargadas de efectos hacen de esta obra el referente de una generación sensibilizada por el arte.

Este es por lejos su mejor obra. En ella se plasma todo el potencial de una formación que estaba destinada a ser recordada como una de las grandes bandas británicas.

Dog Man Star es tan apocalíptico, que en si mismo fue una predicción.

Un incendio sonoro que termino por consumir a la banda, dejando solo pequeñas fogaratas de estupidos egos.

viernes, 1 de febrero de 2008

Play this music loud


The Cure - Disintegration (1989)

Asi comenzaba el texto en el arte del booklet.

Sin mas.

En el quiebre de la industria discografica, cuando se lanzaba un nuevo soporte para la musica, The Cure plasmo en formato digital su obra maestra.

Robert Smith, Roger O`Donnell, Simon Gallup, Porl Thompson y Boris Williams, crearon la formacion perfecta de la emblematica banda inglesa.
Disintegration fue el disco con la mayor cantidad de simples en los charts a nivel mundial. Las canciones del mismo fueron la banda de sonido de una generacion completa, diferente, inmersa en la literatura, falta de modelos a seguir, sin referentes musicales.
Atras habian quedado Bauhaus y Joy division, consumidos por los excesos y la exposicion que los llevo a una temprana disolucion y muerte.

Disintegration es la obra maestra de The Cure, inquebrantable, poderosa, terrible.

Existe un registro en vivo de la era, el disco Entreat.

Opresivo, demoledor, atemporal... para escuchar a todo volumen

He's Lost Control


Joy Division - Unknown Pleasures (1979)

Joy Division You Cunt!

Manchester, 1979.

The Buzzcocks, Sex Pistols, The Fall, un hervidero de adrenalina tomaba por asalto la más industrial de las ciudades de Inglaterra.

Cuatro completos desconocidos aparecieron en la escena, luego de haber confluido en un recital para 40 personas donde se presentaron nada menos que los Sex Pistols.
La voz de Ian transformaba el aire en una espesa niebla, cargada de desesperación, pero lejos de ser deprimente. Era electricidad en su forma más pura. La base rítmica, comandada por Stephen Morris y Peter Hook golpeaba sin piedad al pecho. Completaba todo un inspiradísimo Bernard Sumner en guitarras. En solo 3 años dejaron un legado muy difícil de igualar.

Con solo dos álbumes (Unknown Pleasures, Closer) cambiaron la historia.

Con el suicidio de Ian Curtis construyeron el mito.