jueves, 21 de febrero de 2008

Fuck me and marry me young


The Sisters of Mercy - Floodland (1987)

Después de darse a conocer a través de su primer disco, First&Last&Allways, Andrew Eldritch despidió a todos sus compañeros de formación (entre ellos los futuros The Mission), se asocio con una completa desconocida llamada Patricia Morrison y crearon el álbum póstumo de la banda.

Solo dos personas fueron necesarias para colocar al grupo dentro de las listas europeas. Temas como Dominion, This Corrosion y Lucretia my reflection, les dieron el reconocimiento que tanto buscaba Eldritch. Las líneas de bajos simples y contundentes de Morrison, junto con su imagen oscura, los convirtió en el primer grupo denominado gótico.

Lejos estaban ellos de esa escena.

Eldritch, quien en sus propias palabras confeso formar un grupo solo para poder escucharse en la radio, era la personificación del mal. Un cantante hermético, con una voz grave que provenía de los más profundos infiernos. Un déspota al mando de un grupo que termino siendo su carrera solista.

No hay comentarios: